Salmo 122

6 Digan ustedes de corazón: “Que haya paz en ti, Jerusalén; que vivan tranquilos los que te aman. 7 Que haya paz en tus murallas; que haya seguridad en tus palacios.” 8 Y ahora, por mis hermanos y amigos diré: “Que haya paz en ti. 9 Por el templo del Señor nuestro Dios, procuraré tu bien.”


LA MUERTE Y ETERNIDAD

El más allá, la vida después de ésta vida o como usted desee llamarlo, siempre han llamado la atención de los humanos que en todas las culturas, pueblos y tiempos han buscado entender o prepararse de alguna forma ante su inminente realidad. Esta rama de estudio bíblico, es llamada Tanatología. Esta palabra, proviene del griego TANATOS que significa SEPARACIÓN o DESPRENDIMIENTO y LOGOS que se traduce por TRATADO O ESTUDIO.

Se entiende de dos maneras diferentes, las cuales estaré explicando más adelante:
1.- Separación espiritual de la criatura con su Creador debido al pecado.
2.- Separación del espíritu y del alma que abandonan el cuerpo al momento de morir.
Esta ciencia llamada Tanatología, se divide en tres grandes ramas:
a) Tanatología Médica.- En sí es preparar a las personas para afrontar la muerte. Se aplica en los hospitales por ejemplo, preparando a la persona enferma, desahuciada o moribunda para asumir la muerte esto se extiende también a la misma familia que debe ser concientizada de la partida del ser querido.
b) Tanatología Forense.- Es ya la determinación por parte de los peritos o expertos en Medicina Legal de las razones de que llevaron a la muerte a determinada persona. Siempre ante la ley, antes de expedirse un certificado de defunción debe determinarse el Mortis Causa o Causas de la muerte del individuo, por ende, acá ya se trabaja con el cadáver de las personas.
Esto involucra balística, autopsias y/o necropsias. La necropsia, es desenterrar un cadáver para cerciorarse legalmente de las causas que le provocaron el deceso si es que aún quedan dudas para la ley o los familiares. La realizan previa orden judicial los médicos legistas.
c) Tanatología Bíblica.- Estudia lo que la Biblia y a veces las religiones creen o profesan sobre la muerte y sus consecuencias. Entendamos esto primero que es de vital importancia:
La Biblia es el primer libro en hablar de la muerte es más, Dios fue el primero en utilizar esa palabra en el Huerto del Edén.
Génesis 2:16, 17
Pero el diablo sedujo a la primera pareja de humanos para hacerles creer que no morirían si comían del árbol de la vida.
Génesis 3:4, 5
En ese mismo instante en que los primeros humanos, Adán y Eva comieron del fruto prohibido, no murieron de ipso facto, sino que con el pasar del tiempo llegaron a morir.
Génesis 5:5
Lo que sí ingresó de inmediato al mundo, fue la muerte espiritual. Ellos quedaron excluidos de la Presencia del Bendito y por consiguiente toda la raza humana.
Romanos 5:12
Romanos 5:18, 19

En pocas palabras, el humano no fue creado para llegar a la tumba sino para existir eternamente. Fue la desobediencia y el pecado lo que provocaron que la muerte espiritual de toda la raza humana y posteriormente la muerte física como la más grande tragedia ingresase al planeta.

DOCTRINA DE LA TANATOLOGÍA BÍBLICA
Se entiende como Tanatología Bíblica a la separación o desprendimiento del espíritu humano y del alma que abandonan el cuerpo al momento de la muerte. Cuando la persona fallece, el espíritu y el alma abandonan de inmediato el cuerpo…es en ese momento en que la muerte misma se produce, pues cesan todos los signos vitales, leámoslo:
Santiago 2:26
La Biblia demuestra que esa verdad es absoluta en los siguientes pasajes escriturarles, el alma desaloja el estuche de huesos, carne, sangre y piel:
Génesis 35:17, 18
17Y aconteció, como había trabajo en su parto, que le dijo la partera: No temas, que también tendrás este hijo. 18Y aconteció que AL SALÍRSELE EL ALMA (PUES MURIÓ), llamó su nombre Benoni; mas su padre lo llamó Benjamín.
1 Reyes 17:21, 23
Job es tan puntual que describe que el alma sale del cuerpo y vuela: Job 30:22, 23
¿LA EXISTENCIA TERMINA EN LA TUMBA?
1.- IMAGEN Y SEMEJANZA DE DIOS.- Debemos entender primeramente que el ser humano fue creado a Imagen y Semejanza de Dios y por lo tanto, es un ser diferente a todo lo creado.
Génesis 1:26, 27
De entrada nada más, deseo explicar el sentido profundo de esas palabras: Imagen y Semejanza. En el idioma hebreo, original de la Biblia, aparecen 4 vocablos que suelen ser causa de confusión y deseo puntualizar:
A.- Toár.- Aspecto físico externo: Ojos, pies, orejas, manos, dedos, dientes, etc.
B- Tavnit.- Configuración material: Carne, huesos, piel, etc.
Eso NO es de ninguna manera a lo que se refiere el pasaje Bíblico en cuestión. No podemos de ninguna manera pensar que Dios tiene dos ojos con párpados, nariz con dos fosas nasales, dos manos y dos pies conformados de huesos, carne y piel y dotados con 5 dedos cada uno. Eso NO es Imagen y Semejanza con nuestro Creador Bendito y Santo.
Pero a continuación aparecen dos palabras más que sí efectivamente nos aclaran el concepto:
C.- Tsélem.- Forma Espiritual.
D.- Demut.- Imagen Espiritual.

Ello implica que el hombre al igual que Dios, posee capacidad para 1) pensar, 2) sentir, 3) decidir, 4) crear o fabricar, 5) Hablar, 6) Gobernar y 7) EXISTIR ETERNAMENTE. Existir más allá de ésta vida terrenal y temporal.
Salomón mismo dijo que el ser humano es eterno. Eclesiastés 3:10, 11
Puesto que Dios es Espíritu y nosotros somos seres espirituales en esencial, lo material no es nuestra esencia. Somos pues Imagen y Semejanza Espiritual y NO física.
Juan 4:24
Si no hubiera eternidad, estamos poniendo en tela de juicio la esencia misma de Dios Quien es eterno. Los humanos somos eternos al ser Imagen y Semejanza de Dios.
Lo que deseo remarcar este momento, es que por más que Adán y Eva hayan sido creados a Imagen y Semejanza de Dios, eso no quiere decir que hubieran sido dioses omnipotentes antes del pecado en Edén, meramente fueron seres dotados de cualidades extraordinarias y provistas de la autoridad suficiente para sojuzgar o gobernar el mundo.
Génesis 1:28, 30
Génesis 2:15
2.- CONFORMACIÓN DEL SER HUMANO.-
Las personas estamos compuestos de tres partes, a saber: Espíritu, Alma y Cuerpo.
1 Tesalonicenses 5:23
23Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser: espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.
a) Espíritu.- En el hebreo se llama Ruaj y en griego Pneuma o Aire. Es la parte más profunda del ser. Es el aliento de vida que Dios le da a todo humano. Por su parte, el espíritu se compone de:
I.- Conciencia.- Es por así decirlo, el parlante de Dios en el ser humano. Dios habla y aconseja a nuestro espíritu, y nosotros oímos la voz divina en nuestro espíritu.
Salmos 16:7
La conciencia, nos aprueba o acusa ante Dios y aún ante nosotros mismos y nuestros semejantes pues la conciencia, también se endurece debido al grado de pecado.
Juan 8:7, 9
Tito 1:15, 16

Dios graba sus leyes en nuestra mente y corazón pero la conciencia nos impulsa a obedecerla o rechazarla, acarreando las consecuencias debidas:
Romanos 2:15, 16
Por ello se nos insta a tener una buena conciencia ante Dios:
Hebreos 10:22
II.- Intuición.- No es lo mismo que la superstición. Es el PRESENTMIENTO. La conciencia nos dice que hacer o que no hacer mientras que la intuición nos guía a que debemos decidir en determinadas circunstancias.
III.- Comunión.- Es la capacidad que tiene el hombre de comunicarse con su Creador, de hablarle a El y oírlo a Él. Por así decirlo, la comunión es el cordón umbilical que nos une al corazón de Dios, así también Dios nos transmite vida espiritual por medio de estar en comunión permanente con Él.
Juan 10:27, 28
Debido al pecado de Adán y Eva, todo ser humano está muerto espiritualmente, está alejado de Dios e incomunicado con Él: Romanos 3:23
Al estar destituido de la Gloria estás destituido de la comunión con Dios, su fe está muerta, no oye Su voz y rechaza su Palabra. El pecado es una barrera que nos separa de Dios:
Isaías 59:1, 2
El ser humano por ser espiritual en esencia, busca llegar a Dios y comunicarse de nuevo con Él de distintas maneras: Filosofías, ritos, cultos, religiones, buenas obras, caridades, méritos y costumbres pero todo le es insuficiente, porque para oír la voz de Dios hay que nacer de nuevo, ello es imprescindible: Efesios 2:1 ; Juan 3:3, 5
Para nacer de nuevo y llegar a Dios no hay otra manera que arrepentirse de nuestra maldad y aceptar a Yeshúa – Jesús como Salvador personal: 1 Timoteo 2:5, 6
b) El Alma.- Es lo que en el idioma hebreo se llama Nefesh. Es el centro de los pensamientos, sentimientos, voluntad, capacidad creadora y existe más allá de la muerte es decir que es eterna. El alma necesita salvación y la única manera establecida por Dios para ello es creer en el Hijo de Dios y aceptar con todo el corazón el mensaje que Él predicó y dejó plasmado en Su Palabra.
Marcos 16:15, 16
Romanos 1:16,17

c) Cuerpo.- Compuesto por huesos, carne, órganos vitales y piel.
3.- EL TEMOR A LA MUERTE.- Quisiera este momento, explicar ciertos puntos que me parecen de imperiosa necesidad:
- El ser humano nace con una sentencia de muerte sobre sí.
- Desde que llegamos a éste mundo debemos saber que partiremos pero el humano se aferra a la vida. El ser humano ante la cercanía de la muerte lucha por vivir.
- A veces las personas enuncian esta frase: “No le tengo miedo a la muerte”, me pregunto entonces, y ¿Cuándo se encontraron cara a cara frente a ella y se hicieron amigos o es que a caso se sienten inmunes a la muerte?
- Una vez una persona me dijo: “Yo no creo en Dios ni necesito salvación ni creo en otra vida después de ésta vida. Además quien se murió y volvió para decirme que hay un más allá?” y yo le dije amablemente, discúlpame pero: Respóndeme ¿Quién se murió y se volvió del más allá para decirte a ti que no hay nada? Alguien te dijo, “vive no más tranquilo, acá se acaba todo. Yo me morí y me tuve que dar media vuelta porque allá no hay nada de nada”?
- Yeshúa – Jesús el Hijo de Dios, sí murió y resucitó y Él mismo nos enseñó que existe una eternidad para el alma de cada persona, lo que vos decides aquí, en ésta vida, es dónde deseas pasar la eternidad: Alejado eternamente de Dios tu Creador y ser atormentado eternamente por despreciarle o vivir con Él y los que le amamos para siempre en una vida de dicha infinitas.
Quiero a continuación, explicar 3 pruebas que demuestran hasta la saciedad que las personas, cualquiera sea su condición, le temen a la muerte, pues llegada la hora, saben que se hallan indefensas ante ella y que no se prepararon en vida para afrontar la eternidad:
a)Psicología e Intuición.- Todo ser humano teme a lo desconocido y a la muerte. Si no le temiera a la muerte o no hubiera una eternidad después de esta vida, nadie intentaría salvar su vida en un accidente o desastre repentino. Es más el número de suicidios se aumentaría vertiginosamente ante la más mínima adversidad. El instinto de supervivencia del cual todo ser humano se halla dotado, es la más clara prueba de lo que venimos explicando.
La gente que intuye el peligro y se acerca a la muerte, la evita por todos los medios posibles, porque saben muy en el fondo de su ser que no están listos para la muerte y sus eternas consecuencias: Lucas 12:16, 21
En las culturas antiguas, donde ni siquiera conocían la Biblia, la muerte era tan importante que se preparaban con auténticos rituales para ella o despedían a sus seres queridos con ceremonias pomposas. A tal grado llegaba ello, que incluso sus cementerios eran auténticos palacios donde depositaban a sus cadáveres, dando con ello muestra de su sobrecogimiento ante la tragedia de la muerte.
b)Filosofía sobre la muerte.- El hombre es más que un animal o bestia, pero es menos que un ángel en cuanto a tamaño y fuerzas. Es el único ser que piensa, siente, decide, habla, escribe, estudia el pasado, analiza el presente, planifica el futuro, investiga sus circunstancias y fabrica cosas en base a su intelecto. En sí, el hombre es el gerente de la creación.
De acuerdo a la Biblia, el número de años concedidos a las personas por parte de Dios, está basado en el grado de maldad de la humanidad. Hasta antes del Diluvio por ejemplo, el ser humano vivía por muchos años, veamos algunos ejemplos: Adán vivió 935 años; Set 912 años; Enós 905 años; Cainán 910 años; Mahalaleel 895 años; Jared 962 años; Matusalén 969 años habiendo entonces vivido 27 años más que Adán, etc. Pero, tras el Diluvio, las personas fueron sentenciadas por Dios Bendito a vivir no más de los 120 años como un promedio: Génesis 6:3
Pero así como la muerte ingresó al mundo debido al pecado, también la reducción de años de vida se hallan determinados por el grado de maldad de las personas. Hoy por ejemplo el promedio de vida es de tan sólo 70 u 80 años.
Salmos 90:10
Un sencillo ejemplo, un hijo obediente y noble tiene posibilidad de vivir más tiempo sobre la tierra: Éxodo 20:12
Volvamos a la base bíblica, que curiosamente, es también reconocida por la ciencia y las estadísticas: El promedio de vida es de tan sólo 70 u 80 años.
Si el ser humano vive 70 años, que equivalen a toda una generación, llega a vivir:
70 años = 2 billones 207 millones 530 mil segundos de vida
Calculando que cada día consta de 84.000 segundos es decir que el humano respira 84.000 veces; entonces en 70 años vive 27 mil días. Si llegase a vivir 80 años, alcanzaría 31 mil días.
Aparentemente esto es mucho tiempo, pero si analizamos que estudia 20 años, trabaja 35 años, en 15 años realiza distintas actividades superficiales sin contar que casi la mitad de su vida se la pasa durmiendo 8 horas, concluimos que la vida misma NO le alcanza ni para leer una biblioteca con 10 mil libros.
Más de 200 quintillones de moléculas que tenemos en el cuerpo humano, claman por más y más vida. La vida no nos alcanza, necesitamos más vida.
Por ello, el ateo verdadero es una ficción, no existe. Todo ateo necesita creer en algo para seguir viviendo, por ello se aferra a la vida pues al no creer en Dios, sabe que su tiempo en la tierra se le agota a velocidad y no acepta que todo se acabe allí. Cuando el ateo está sano, él mismo se considera un dios, es autosuficiente y soberbio, pero cuando se enferma, no halla consuelo y toma en calidad de dios al médico, a la medicina o a la cirugía. No quiere morir, invierte toda su fortuna para hacerse curar pues desea seguir viviendo. El mismo Satanás declaró que el humano da todo por su propia vida: Job 2:4, 6
Es más, la Biblia lo llama al ateo: Necio. Salmos 14:1
Como dijo el filósofo Pascal: “Concéntrate en tus pensamientos y verás que no vives. Por estar preocupado del pasado y pensando en el futuro, no vives el presente y siempre esperas vivir”
c)Ciencia y muerte. La ciencia desde todos sus ángulos, ha abordado este tema de la muerte.
A.- Geología y la Muerte.- El planeta tierra posee tres capas internas, y se parece, en efecto, a una cebolla.
a)Costra.- Posee entre 10 y 70 kilómetros de espesura.
b)Manto.- Se divide en manto inferior y manto superior. Se compone de silicios y silicatos. Su profundidad aproximada es de 3000 kilómetros, y allí abunda el hierro.
c)Núcleo.- A 6000 kilómetros hallamos el núcleo del planeta o Endósfera.- Allí existe un yacimiento gigantesco de acero derretido a 11.000 grados centígrados. Es un campo sólido y se halla rodeado de hierro derretido. Es un lugar turbulento y sus aguas forman el campo magnético de la tierra.
Según la ciencia, si perforamos la tierra veremos que cada 100 pies de profundidad, la temperatura sube 1 grado centígrado. Sostienen los científicos que lo máximo que se perfora la corteza terrestre es de 30.000 metros es decir 30 Kilómetros. Más allá de eso, las 4000 atmósferas de presión pulverizan todo instrumento introducido en la corteza terrestre debido al excesivo calor.
El sabio Job hacen miles de años atrás describe de manera impresionante, cuando no existían ni instrumentos capaces de analizar esos datos que el fuego y el calor en el centro de la tierra son incandescentes: Job 28:5 ; Job 26:5, 7
Esos datos científicos y serios en cuanto a su investigación, los aporta el Palio magnetismo que en base a sismógrafos analiza los datos obtenidos que demuestran que el centro de la tierra está lleno de fuego incandescente que no precisamente proviene del sol sino que son parte del mismo campo magnético del planeta.
El palio magnetismo es por así decirlo, una Tomografía que se le hace al planeta y permite escuchar y analizar los sonidos de las placas tectónicas o masas de tierra que se desplazan internamente en el planeta y además estudia las fuerzas orogénicas que dan lugar a la formación de las cadenas montañosas.
La perforación más profunda que se realizó fue en Bavaria – Bayern / Alemania a fines del año 2000 y alcanzó los 20 kilómetros mientras a un costo de 350 millones de dólares que los rusos llegaron a solo 11 kilómetros. Lo sorprendente de esta excavación, es que oyeron gritos desgarradores e incesantes de miles de almas clamando misericordia. Tales datos son de dominio público y esas grabaciones son accesibles por la Internet, buscando: Sonidos o gritos del infierno.
La pregunta lógica que surge ahora en ustedes mis estimados lectores, es: ¿Por qué tenemos que estudiar la Geología y relacionarla con el tema de la vida después de la muerte? La respuesta es sencilla y contundente al mismo tiempo, porque el lugar de condenación llamado Infierno y del cual estudiaremos ampliamente y en detalle, se halla ubicado exactamente allí, en el centro de la tierra.

2 comentarios:

rudy limari dijo...

exelente hno. muchas bendiciones.....y gracias por su conocimiento en beneficio del pueblo de Cristo....Dios le bendiga

Anónimo dijo...

Gracias a Dios por personas como tu, que impartes el conocimiento como un profesor muy cercano y amado como un padre que sólo desea instruir, sin esperar nada a cambio.
Que JXto. te bendiga siempre.

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por escribir, que el Señor te bendiga siempre.

Att. Pr. Ramiro